El origen del ‘Error 404’

           
Todos quienes por trabajo o mero entretenimiento se pasan horas
conectados, navegando en Internet, se habrán topado alguna vez con el
famoso ‘Error 404’, el cual se produce, cuando no se logra acceder a una
página y resulta que ésta no existe en el servidor.
Pero te has preguntado ¿De dónde viene ese término?
En
los inicios del Internet, mucho antes de que cualquier mortal tuviera
acceso, jóvenes científicos de la Organización Europea de Investigación
Nuclear (CERN) ubicada en Suiza, se dedicaron a desarrollar un proyecto
que más tarde sería conocido como la ‘World Wide Web’ (www), que en la
actualidad es la red que permite tener acceso a los contenidos como
textos, videos e imágenes y ser compartidos por medio de las
computadoras conectadas a esta red.
Con la finalidad de
desarrollar esta infraestructura con las computadoras conectadas a la
red de esa época, los investigadores destinaron varias habitaciones del
edificio de la CERN, para ubicar las diversas funciones del protocolo.
Así fue como la oficina donde se encontraba la base de datos central de
la ‘World Wide Web’, se denominó ‘Room 404’. 
Pese a lo curioso de esta historia algunos consideran que se trata de una especie de ‘leyenda urbana’.
Cuando
alguien pedía información de esa base de datos, dos o tres personas se
dirigían a esa habitación para localizar manualmente (sí, manualmente)
el fichero para luego ser transferido por medio de la red a quien lo
solicitó.
En caso de que la información requerida no existiera en
la base o los datos solicitados estuvieran planteados de forma
incorrecta, el personal encargado del ‘Room 404’ enviaba un mensaje que
explicaba que el documento no pudo ser encontrado.
Ante el
crecimiento del proyecto y el aumento de las peticiones, se recurrió a
estandarizar el mensaje para responder a las solicitudes fallidas con la
frase: “Room 404: File not found” (archivo no encontrado).
Una
vez que el proyecto avanzó  y se desarrollo el protocolo de la “World
Wide Web” en las computadoras, este mensaje estandarizado se incluyó en
la lista oficial de errores del Protocolo para la Transferencia de
Hipertexto, mejor conocido como ‘HTTP’ (por las siglas en inglés de
Hyper Text Transfer Protocol).
Pese a
lo curioso de esta historia, algunos consideran que se trata de una
especie de ‘leyenda urbana’ y argumentan que el verdadero origen del
Error 404, se definió en el protocolo HTTP con base en los números que
utiliza, al referirse al ‘4’, para designar que se trata de un ‘error
del cliente’ y los otros dos números indican el subtipo de error ’04’,
en este caso el que la información no fue encontrada.
Actualmente
los administradores de sitios web pueden personalizar este mensaje, para
que si sus lectores llegan a tener la mala fortuna de no encontrar
alguna página, al menos disfruten de alguna imagen divertida en lugar de
un simple error.
De hecho este tipo de cotidianidades virtuales
han abierto un espacio para que varios artistas gráficos participen en
un proyecto en línea llamado ‘This is Not an Error’ (esto no es un
error), donde transforman los errores de páginas en obras de arte
espontáneos.

Fuente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s