5 datos del impacto de la soledad en la salud

          
Casi todos nos sentimos solos en algún punto. La buena noticia es
que, para muchos de nosotros, es una condición temporal, pero para otras personas, la soledad es una forma de vida, una que
puede derivarse no sólo por la cantidad de personas alrededor sino por
una falta de conexión con otros. Y, se mostró en investigaciones que, la
soledad crónica puede tener consecuencias adversas para tu salud.
Los científicos todavía examinan el
vínculo entre la salud mental y física y cómo la soledad afecta a
nuestros cuerpos. Pero podrías no estar enterado sobre algunos de sus
resultados con el paso de los años.
          
1.- Puede afectar a tu cerebro en una forma similar al dolor físico
El médico Sanjay Gupta escribió en una columna para O Magazine en referencia a un estudio de 2003:
“En un estudio notable liderado por la doctora Naomi Eisenberger,
profesora de Psicología Social en UCLA en Estados Unidos, se encontró
que ser excluido y tener sentimientos de soledad, desencadenaba
actividad en algunas de las mismas regiones del cerebro que registran
dolor físico.
“Desde una perspectiva evolutiva, esto tiene sentido; nuestros
ancestros prehistóricos dependían de grupos sociales no sólo para tener
compañía, sino para sobrevivir. Permanecer cerca de la tribu traía
acceso a la vivienda, comida y protección. La separación del grupo, por
otro lado, significaba peligro.
“Hoy en día cuando nos sentimos excluidos, nuestros cuerpos pueden
sentir una amenaza a la supervivencia, y algunas de las mismas señales
de dolor que se emplearían si estuviéramos en un verdadero peligro
físico se encienden. En los crónicamente solitarios, los niveles de la
hormona del estrés, cortisol, se disparan más en la mañana en
comparación con las personas más socialmente conectadas y nunca
desaparecen por completo en la noche”.
          
2.- Puede evitar que tengas una buena noche de sueño
Las personas que se sienten solas tienden a experimentar más
interrupciones de sueño en la noche que aquellos que no se sienten así,
se encontró en un estudio de 2011.
Los investigadores encontraron que el vínculo entre interrupciones
del sueño y la soledad persistían incluso después de que se tomaron en
cuenta el estado civil y tamaño de la familia, lo que sugiere que la
soledad depende de cómo las personas perciben su situación social más
que la situación en sí.
Los 95 participantes del estudio tenían conexiones sociales fuertes y
eran parte de una comunidad rural muy cercana de Dakota del Sur,
Estados Unidos. Sin embargo, los investigadores encontraron que, incluso
las pequeñas diferencias en sus grados de soledad, se reflejaban en su
sueño.
          
3.- Puede aumentar tu riesgo de demencia
En un estudio de 2012 de
casi 2,200 adultos mayores que vivían en Amsterdam, Países Bajos, los
investigadores encontraron que los participantes que reportaron sentirse
solos; sin importar la cantidad de amigos y familiares a su alrededor,
tenían mayor probabilidad de experimentar demencia que aquellos que
vivían solos.
Los participantes del estudio tenían entre 65 y 86 años, no mostraban
señales de demencia y no vivían en instituciones como asilos.
Aproximadamente la mitad vivía sola, y el 20% reportó sentirse
solitario. Casi dos terceras partes eran mujeres.
Después de ajustar factores como la edad, los investigadores
encontraron que sentirse solo aumentaba el riesgo de demencia en un 64%.
Pero, advirtieron, esto no prueba que la soledad causa demencia y
señaló que lo opuesto también podría ser verdad, debido a que la
demencia y sus cambios acompañantes de estado de ánimo podrían
contribuir a algo del aislamiento social de la soledad.
          
4.- Puede contribuir a la muerte prematura
En dos otros estudios de 2012 se encontró que vivir solo; o
simplemente sentirse solitario, puede aumentar el riesgo de muerte
prematura de una persona.
En un estudio se analizaron a casi 45.000 personas de 45 años o más
que tuvieron una enfermedad del corazón o tuvieron un alto riesgo de
tenerla. Aquellos que vivían solos, se encontró en el estudio, tenían
mayor probabilidad de morir por infartos, accidentes cerebrovasculares y
otras complicaciones en un periodo de cuatro años en comparación con
los que vivían con familiares o amigos o en otro arreglo comunitario.
Un segundo estudio se
enfocó en aquellos de 60 años o más y se encontró que los hombres y
mujeres eran 45% más propensos a morir en el periodo de estudio (seis
años) si reportaban sentirse solitarios, aislados o excluidos. Pero
aquellos que reportaron soledad; 43% de la población del estudio, no
necesariamente vivían solos. Los investigadores dijeron que el vínculo
entre los sentimientos de soledad y los problemas de salud se
mantuvieron incluso después de que fueron tomados en cuenta la situación
de vida, depresión y otros factores.
          
5.- Puede romperte el corazón (literalmente)
Las personas que reportan estar crónicamente solitarias pueden tener
una sobreexpresión de genes conectados a células que producen una
respuesta inflamatoria al daño tisular, según un estudio de 2011 de 93 adultos.
Aunque esa respuesta inflamatoria puede ser buena a corto plazo, la
inflamación a largo plazo puede levar a enfermedades del corazón y
cáncer.
En el estudio se encontró solo una correlación entre la expresión de
genes y la soledad, así que no es certero que una pueda causar la otra.
Sin embargo, el coautor del estudio, Steven Cole, sugirió que los
medicamentos antiinflamatorios pueden ser útiles para las personas que
no pueden desprenderse de los sentimientos de soledad.

Fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s