El carro de juguete que se convirtió en uno de verdad

         
En Reino Unido, John Bitmead construyó una versión adulta de un popular coche de juguete para niños.

Se trata de una copia del popular Little Tykes,
pero su versión es impulsada con gasolina, tiene permiso de tránsito y
alcanza 110 kilómetros por hora.

Costó más de US$6.000 e incluye bolsas de aire, luces y espejos. Pero, como el original, no tiene ventanas.

Fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s