Óscar, el primer gato biónico

           

Un gato negro, Óscar, que no tenía patas fue operado en Gran
Bretaña, donde le pusieron dos patas artificiales metálicas tipo clavija. Sus
nuevos implantes lo convierten en el primer gato biónico del mundo.

El gato, de dos años y medio, perdió sus patas traseras hace
ocho meses en un desagradable encuentro con una cosechadora mientras disfrutaba
del sol en el campo.

Las prótesis biónicas fueron diseñadas por el cirujano
veterinario Noel Fitzpatrick, el profesor Gordon Blunn y otros científicos de
la Escuela Universitaria de Londres (University College London). La operación,
realizada el pasado mes de noviembre, duró tres horas y fue la primera de este
tipo hecha con un animal. Tras utilizar una sustancia que ayuda a las células
óseas a crecer sobre los implantes, acabaron insertados en los huesos de los
tobillos de Óscar. Después, la piel del felino creció sobre la punta del
implante.

Un día después de la operación el gato ya podía estar de pie
en sus nuevas patas, y al cabo de un mes ya andaba. “Este implante
funciona como un balancín en la punta de las patas para proporcionarle al gato
un caminar normal”, comenta Fitzpatrick. “Oscar puede correr y saltar
como lo hace cualquier gato”.

Hasta la actualidad los implantes biónicos sólo podían verse
en películas fantásticas como ‘Star Wars’ (‘La guerra de las galaxias’). Sin
embargo, las tecnologías modernas ya permiten restablecer las funciones
perdidas del cuerpo hasta en las situaciones más complicadas.

La misma tecnología que han usado con Óscar está siendo
utilizada en la creación de una prótesis para una mujer que perdió un brazo
durante una serie de atentados en Londres en julio de 2005. Se espera que estas
operaciones cambien el futuro de la ortopedia.

A finales de 2009 la compañía británica Touch Bionics puso a
la venta la primera partida de prótesis de dedos. La novedad bajo el nombre
ProDigits ayudará a la gente que perdió sólo una parte de la mano, mientras que
las prótesis corrientes están destinadas a los que carecen de toda la
extremidad. Los dedos biónicos se ponen en la mano y son dirigidos mediante señales
producidas por el cerebro.

ProDigits está elaborado con un plástico firme y ligero que
se cubre con un material que imita la piel humana. Las señales del cerebro que
mueven los dedos se registran por un detector, fijado en la mano, y después se
trasmiten a la prótesis.

Fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s