Algunas curiosidades sobre la patata

La papa o patata (nombre científico: Solanum tuberosum) es una planta cultivada en todo el mundo por sus tubérculos comestibles. Al principio fue alimento de pobres, aunque acabó ejerciendo un gran papel en la eliminación de las hambrunas cíclicas en Europa. 
El 85% de la planta de la patata es comestible.
El primer país europeo en aceptar la patata con los brazos abiertos fue Irlanda, en 1780, ya que se trataba de un cultivo que crecía estupendamente pese al frío clima irlandés.
En Prusia, Federico el Grande forzó la introducción de la patata en la dieta de sus súbditos, que temían que fuera venenosa, amenazando con cortar la nariz y las orejas de todo aquel que se negara a comerla.
El cultivo de patata no se popularizó en España hasta finales del siglo XVIII. Fue a mediados del siglo XIX cuando la tortilla de patatas se difundió por casi toda España.
No se sabe si fueron los belgas o los franceses quienes inventaron las patatas fritas, pero en 1830 este alimento era ya muy popular en ambos países. Un siglo más tarde, este plato también se popularizó en Estados Unidos.

En 1846, el hongo ‘Phytophthora infestans’ causó estragos en los cultivos de patatas irlandeses provocando la llamada ‘Gran hambruna irlandesa’, que redujo la población del país casi en un cuarto y provocó una gran ola migratoria.
Según un estudio de la Universidad de Leeds, el atractivo de las papas fritas reside en su aroma.
El resultado de esta investigación concluyó que el olor de las patatas fritas se compone de aromas similares a los de sírope de caramelo, cacao, flores, queso y tablas de planchar.
El tipo de la patata, el aceite empleado, la forma de cocinar y la temperatura son factores que afectan al olor, según los científicos. 

Hasta que el farmacéutico Antoine Parmentier (1737-1813) demostró su utilidad como alimento, la patata se usaba en Francia como adorno.

Comer patatas crudas puede producir una intoxicación, ya que las patatas contienen glicoalcaloides, compuestos tóxicos. Los más abundantes son la solanina (que provoca alteraciones neurológicas y gastrointestinales) y la chaconina. La cocción a altas temperaturas elimina parte de estos compuestos.

Las patatas cortadas en rodajas muy finas y fritas en aceite muy caliente, conocidas como patatas chips, nacieron en Estados Unidos en 1853.

Se reconocen 3.600 tipos de patata y 11 subespecies diferentes.

La patata chips más grande fue presentada por la empresa Pringle en 1990, media 58×37 cm.

Pese a que la patata fermentada se solía utilizar para elaborar vodka, hoy en día sólo el vodka polaco se elabora a base de patata, junto a otros cereales que fermentan produciendo alcohol a partir de su almidón.

Es el vegetal de cultivo más extendido, se cosecha en 125 países.

La patata es rica en iones de potasio, lo que ayuda a reducir la hipertensión por efecto diurético.

La producción mundial de patatas se estima en más de 300 millones de toneladas anuales. 
María Antonieta adornaba su cabello con flores de patata.

Si se almacenan a una temperatura inferior a 7 grados, el almidón se convierte en azúcar y las patatas se reblandecen y adquieren un sabor extraño.


Las patatas son un alimento muy energético por su alto contenido en carbohidratos (unos 26 gramos en un tubérculo mediano).
La mayor parte de sus carbohidratos son almidón. Una parte de este almidón no se digiere bien y tiene los mismos efectos beneficiosos que la fibra alimentaria, como proteger del cáncer de colon y disminuir las concentraciones de colesterol y triglicéridos en sangre.

Las patatas poseen el contenido más elevado de proteínas de la familia de los tubérculos y raíces (un 2% del peso del producto fresco).

Comer una patata mediana con piel aporta cerca de la mitad de la ingesta diaria recomendada de vitamina C, una quinta parte del valor recomendado diario de potasio, una décima parte de la ingesta diaria adecuada de vitamina B6 y algo de tiamina, riboflavina, niacina, magnesio, fósforo, hierro y zinc.

Las patatas contienen unos compuestos llamados fitoquímicos, como los carotenoides y polifenoles. Se sospecha que dichos componentes pueden reducir las enfermedades cardiovasculares y respiratorias, así como ciertos tipos de cáncer.

Comer patatas es beneficioso para el sistema inmunitario, en especial si se comen frías o en ensalada.

Comer una patata mediana con piel aporta cerca de la mitad de la ingesta diaria recomendada de vitamina C

No se deben dar patatas a los caballos. Son tóxicas para ellos.

La patata es el cuarto cultivo mundial, por detrás del maíz, el trigo y el arroz. Se calcula que 195.000 kilómetros cuadrados de tierras agrícolas están dedicados a su cultivo.

Recientemente, los científicos han reducido las siete especies reconocidas de patata a cuatro. Existen unas 5.000 variedades del tubérculo, y 3.000 de ellas se siguen cultivando en los Andes.
El calentamiento global podría llevar a la extinción de muchas variedades salvajes de patata. Como consecuencia, se perdería una valiosísima fuente de riqueza genética, que podría ayudar a los científicos a crear nuevos tipos de patata resistentes a la sequía y a los parásitos.

Alemania es el principal consumidor de patatas; un alemán ingiere una media del doble de patatas al año que un estadounidense.

El 80% de la producción de patatas se cultiva en Asia. Los principales productores son China y la India.

Si bien en Europa ha disminuido el consumo de patatas, éste ha aumentado en los países en vías de desarrollo, donde se ha doblado desde la década de los 60. Paralelamente, el uso de plaguicidas en el cultivo de la patata está aumentando en los países en desarrollo, conforme los agricultores intensifican la producción. Esto causa problemas de salud entre los granjeros y de contaminación de las tierras.

Se prevé que la producción mundial de patatas se doble para el año 2020.

Las patatas son los tubérculos con mayor contenido de proteínas.

El almidón de la patata es utilizado por las industrias farmacéutica, textil, de la madera y del papel como adhesivo, aglutinante, texturizador y relleno; y por las compañías que perforan pozos petroleros, para lavarlos.

El almidón de patata es un sustituto biodegradable del plástico poliestireno, y se utiliza para hacer platos, bolsas y cubiertos desechables.
El almidón también se puede licuar para obtener etanol, apto para la producción de combustibles.

Existe un Museo de la Patata en Albuquerque (Estados Unidos).
En octubre de 1995 la patata fue el primer vegetal que se cultivó en el espacio. La NASA pretende utilizar estas patatas espaciales para alimentar a los astronautas que participen en misiones largas y, tal vez, a futuras colonias espaciales.

El entrañable Mr. Potato fue el primer juguete que se anunció en la televisión estadounidense.
Las patatas han sido utilizadas como moneda en Alaska, durante la fiebre del oro, y en la isla Tristan de Cunha, en el sur del Atlántico.
Los enzimas de la patata sirven para quitar manchas. Sólo se necesita frotar concienzudamente una patata sobre las manchas secas antes de echar la prenda a la lavadora.

Fuente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s