De donde vienen algunas supersticiones…

¿Alguna vez te preguntaste el origen de la frase “levantarse con el pie derecho”, o por que en ocasiones tienes que taparte la boca al bostezar? …
Si tu respuesta es SI, y aún lo leíste algo parecido  “las tan conocidas supersticiones” , entonces quizá, y solo quizá, te interese leer este listado de supersticiones:

Cruzar los dedos
Cuando pides un deseo, dices una mentira o estas ante un peligro, es costumbre cruzar los dedos, mas precisamente el mayor sobre el indice. El gesto (que simula una cruz) conjura la mala suerte y aleja las influencias maléficas, según los supersticiosos.

Desde los primeros tiempos del cristianismo se creía que, replegando el pulgar bajo los otros dedos se alejaba a los fantasmas y los malos espíritus, o bien haciendo esa operación con las dos manos y dejando que el pulgar asome entre el indice (dedo consagrado a Júpiter) y el mayor (consagrado a Saturno). No obstante, algunos autores piensan que, aunque el simbololismo de la cruz en este gesto resulta obvio, el origen primero es mucho mas primitivo que la cruz cristiana y se remonta a los mas antiguos tiempos paganos.

La suerte de la pata de conejo
1ro una aclaración: esta tradición no es la de llevar una pata de conejo, sino de liebre. Dada la similitud entre estas 2 especies, se usa tanto la de conejo como la de liebre.
Sigamos: la idea de que la pata de liebre trae buena suerte nació de la primitiva creencia de que los huesos de sus patas curan la gota y otros reumatismos, así como los calambres. Pero, para ser eficaz, el hueso debía tener una articulación intacta.

Levantarse con el pie derecho
La tradición dice que, para que el día no se tuerza, hay que apoyar primero el pie derecho. La respuesta a esta costumbre podría hallarse en el mundo de los pescadores.
Durante el siglo XIX (19), ningún pescador en su sano juicio subía a bordo por babor (osea, el costado izquierdo del barco) aunque resultara incomodo hacerlo por estribor (por propiedad transitiva, el costado derecho del barco). Parece ser que la superstición nació de la noción de que cualquier cosa zurda era antinatural, una idea que se basa en que la mayoría de los seres humanos son diestros.
Por regla general, tolo lo que se refiere a la derecha es calificado como favorable por los supersticiosos, quizá alentados por la tradición bíblica que dice que la derecha corresponde al camino al paraíso y es la posición en la que están sentados los elegidos de Dios.  

Tocar madera
Durante muchos siglos antes del cristianismo, los pueblos celticos de Europa rendían culto a los árboles por considerarlos los templos de la santidad y la principal representación de los dioses en la tierra. El árbol servía como medio para enviar la dolencia o el mal a la tierra. Tambien se recurria a este vegetal si la mala suerte visitaba a un hombre bajo la forma de demonios o si iba a librarse una batalla. En estos y otros casos, el sacerdote druida celebraba una serie de ritos y ensalmos en las llamadas enramadas sagradas, lugares que equivalian a las modernas iglesias.
Hay, además, quien dice que las supersticiones referentes a la madera también nacen de del material con el que esta hecha la cruz de Jesús.
Abrir el paraguas dentro de la casa
El origen de este temor se remonta a la época en que los reyes orientales y africanos lo usaban sólo a modo de sombrilla para protegerse de los rayos solares. Debido a su conexión espiritual con el astro rey (el Sol), y porque también su forma simboliza el disco solar, abrir un paraguas en un lugar sombreado, fuera de los dominios del Sol, era considerado un sacrilegio.

Las siete vidas del gato
La excepcional resistencia y fortaleza del gato, capaz de salir indemne de situaciones en las que otros animales perecerían con toda seguridad, llevo a la idea de que este felino no tenia solamente una vida.
No hay duda de que sus habitos nocturnos, sus ojos brillantes en la oscuridad, su sobresaliente agilidad y su pose majestuosa contribuyeron a que nuestros antepasados sintieran una especial admiración, e incluso veneracion, por este animal. Se cuenta que, por ejemplo, Mahoma se corto la manga de su vestimenta para no perturbar el sueño de su gato que dormía sobre ella. El profeta veía en el “una criatura digna del mayor respeto y de un tratamiento afectuoso”.
La razón de que los gatos se les otorgue popularmente hasta 7 vidas tiene posiblemente un origen esotérico. Existen muchas culturas para las que los números poseen una significacion concreta. En nuestros caso, el siete fue considerado en la antigüedad un numero de la buena suerte, ya que era “una trinidad de trinidades” y, por lo tanto, adecuado para el felino.
Derramar la sal
Hay dos teorías sobre esta superstición:
La primera, que se origina en el año 3.500 a.C., dice que la sal era símbolo de amistad, por lo tanto, si tiras la sal, la amistad se rompe, pero contrarrestarás esto echándola encima de tu hombro, así conservarás la misma.
La segunda, en la que vuelve a aparecer la religión, dice que es para echársela en los ojos al Diablo y cegarlo temporalmente para que el espíritu tenga tiempo de volver a quedar afianzado por la buena suerte. Todo esto porque el Diablo espera paciente a que nuestra naturaleza pecadora renuncie al alma para siempre.
Yo personalmente tengo otro origen: En Roma la sal era muy valiosa, tanto que se pagaba con sal por eso se llama “salario”, tanto valía que derramarla se volvió mala suerte.

La herradura colgada en la puerta

Procedente de Italia, la creencia de que las herraduras atraen la buena suerte era muy tenida en cuenta por la gente de los pueblos. Clavada o colgada en una puerta, este objeto atraería las energías del cielo. La herradura simboliza la fuerza del caballo, y su enorme utilidad, al menos en tiempos pasados, en las labores del campo y en las guerras. Vuelta al lado derecho y en posición horizontal representa la “C”, inicial de Cristo.

Colocar flores en una tumba
En la actualidad, se adoraban las sepulturas con flores como muestra de afecto, pero la intención original no era otra que la de proporcionar algo vivo con el fin de dar felicidad. La corona circular, colocada sobre la tumba o la puerta principal del cementerio, encerraba simbolicamente el espíritu y le impedía volver.

Romper un espejo
Las supersticiones relativas al espejo se cuentan entre las mas citadas en todo el occidente cristiano, quizás por su uso adivinatorio. La “catoptromancia”, es decir, el arte de adivinar por el espejo, procede de Persia y, aunque tuvo un relativo éxito durante la antigua Grecia y la edad Media, fue duramente perseguida por la iglesia.
Es probable, sin embargo, que estas supersticiones obedezcan a la idea de que nuestro reflejo es otra versión del original y, si causamos desperfectos en el espejo, nos hacemos daño a nosotros mismos. Así, dañar el espejo es hacer lo mismo con el alma, y aquí es donde entra la superstición de que la rotura de un espejo trae mala suerte durante 7 años. Este periodo se debe a la creencia de que el cuerpo humano experimenta un cambio en la constitución fisiológica cada 7 años.

El Gato Negro.
Aunque en Egipto se creía que el gato era el resurgimiento de los dioses, siglos después la Iglesia Católica consideró a estos felinos como la reencarnación del Diablo,la Iglesia Católica lo consideró como la reencarnación del Diablo.
Esto dio lugar a que en el siglo XII la Iglesia comenzara una persecución a los gatos. Los fanáticos sacrificaron a miles de felinos. Los gatos negros (y gatos en general) eran perseguidos, cazados, metidos en sacos y quemados en hogueras la noche de San Juan.
Pero la existencia de los gatos se reivindicó a partir del XVII debido a su habilidad para la caza de ratas, causantes de temibles y desoladoras plagas. Durante el siglo siguiente recuperó su prestigio y por su belleza sirvió como modelo para múltiples cuadros y esculturas.
Por lo mismo, no siempre fueron símbolo de mala suerte. En Egipto se les consideraba animales sagrados ya que estaban relacionados con el culto a la diosa Bastet. En esta cultura el gato estaba considerado como la reencarnación de los dioses en el trance de comunicarse con los hombres y manifestarles su voluntad. Los gatos también eran momificados y todo aquel que se atrevía a matar un gato era acreedor de la pena de muerte.
En otros continentes, como el africano, los brujos de las tribus zulúes preferían a los gatos de color cobrizo en lugar de los negros.
Según cuenta la leyenda, en el Arca de Noé los ratones se reproducían de una manera alarmante, haciendo peligrar las provisiones, por lo que Noé preocupado solicitó ayuda del Señor, quien le indicó que debía acariciar tres veces la cabeza del león. Noé hizo lo que Dios le dijo y el león estornudó surgiendo de sus fosas nasales una pareja de gatos que restablecieron de inmediato el equilibrio en la embarcación.
La dualidad del gato como símbolo de la divinidad y de la representación demoníaca dio lugar a que en las supersticiones relacionadas con él se le considerara representante de la mala o la buena suerte, según la circunstancia o lugar en que nacieran.
Actualmente, se dice que un gato negro es realmente un vaticinio nefasto si se cruza en el camino de una persona de derecha a izquierda. También que pierde este carácter de maldad si tiene un lunar blanco en alguna parte del cuerpo.
Existen pueblos en que el encuentro de un gato negro camino de la iglesia el día de la boda da buena suerte, mientras que en otros es símbolo de desgracias conyugales.
Se cree que el gato negro trae buena suerte en los juegos de azar, sobre todo si se toca alguno antes de que empiece el juego.
También se cree que tener un gato negro en casa es símbolo de buena fortuna.
Otra superstición sostiene que encontrarse un gato (no importa el color, sino la dirección) viniendo de cara por el camino, trae buena suerte, mientras que verlo de espaldas trae mala suerte. Asimismo, es de buen augurio que un gato nos adelante en el camino.
Cuando un pescador sale de pesca, considera de buen augurio que un gato le preceda, pero muy malo si se le cruza en su camino.
La gente del mar suele estar muy atenta al comportamiento del gato a bordo. Es tradición popular que si el gato corre, juega o salta pronostica tormentas; si se arroja el gato por la borda o es ahogado en el mar, sucederán calamidades al navío y su tripulación.
Desde tiempos lejanos se dice también que las madres deben tener a los gatos alejados de los bebés porque “sorben el aliento” del niño como los vampiros. Si observamos a los gatos cuando los tenemos en el regazo tienden a acercarse a la boca y husmear.
Pasar Por Debajo De Una Escalera
En algunos países, las escaleras se asocian con los criminales y con la muerte, pues los verdugos hacían las horcas apoyando una escalera en un árbol. Después de la ejecución, nadie se atrevía a pasar debajo de la escalera, por temor a encontrarse con el fantasma del ahorcado.
En Francia, antes de que se usara la guillotina, a los condenados se les hacía pasar por debajo de la escalera que los llevaba al cadalso. Cada vez que el verdugo tenía que subir o bajar de la escalera, tornaba la precaución de escupir varias veces entre los travesaños para asegurarse de rechazar las maldiciones del condenado.

Pestañas y deseos
Si se te cae una pestaña, tómala con la mano, pide un deseo y sóplale.
No tiene un origen real pero según las tradiciones :El Diablo colecciona pestañas y, , perder una significa correr toda clase de peligros. Así que si se te cae, colócala en el dorso de la mano y lánzala por encima del hombro o sitúala en la punta de la nariz, sopla para que salte y pide un deseo.
Decir “Jesús” o “Salud” cuando alguien estornuda
Se debe a que el estornudo era el principio de muy diversas enfermedades y por eso se pedía a Dios que apartase el peligro de cualquier infección.También se dice que era para evitar que entrara el demonio a través de la boca.
Encontrar un trébol de cuatro hojas
Es un símbolo sagrado para los druidas de las Islas Británicas, que ya en el año 200 a.C. pensaban que con él se podía ver a los demonios.Según la leyenda, cuando Eva fue expulsada del Paraíso se llevo un trébol de cuatro hojas; por eso, desde entonces, se cree que da suerte.
Martes y 13
La maldición del número trece tiene su origen en la última cena de Jesucristo con los doce apóstoles, en la que el 13 fue delatado.Se cree que si se sientan a comer trece personas en una misma mesa, una de ellas morirá antes de un año.El día de la semana varía: en España, México y Grecia se teme al martes y trece; y en los países anglosajones al viernes y trece, porque en viernes fue crucificado Jesús.
Que el novio vea a la novia antes de la ceremonia o que esta se mire al espejo
Antiguamente se consideraba que hacer cualquiera de estas dos cosas era sinónimo de adelantar acontecimientos positivos que quedarían así “fíjados”. Otra explicación es que la novia no podía mirarse en el espejo antes de celebrarse el matrimonio si estaba completamente ataviada, porque se proyecta su imagen de ésta antes de estar casada y esto podía hacer que los dioses pusieran en duda su derecho a contraer matrimonio. Si desea ver su aspecto, deberá dejar sin ponerse los guantes o alguna otra prenda.
Arrojar arroz y besarse los novios al final de una boda
Antiguamente se tiraban trocitos de dulce a la novia, como símbolo de felicidad y de fertilidad. Pero en la época de vacas flacas se les tiraba trigo o arroz, ya que era bastante más barato.
El beso era el símbolo de la consumación del matrimonio. En la Antigüedad, los contrayentes hacían el amor públicamente para consumarlo.

Taparse la boca al bostezar
Proviene de la costumbre de hacer la señal de la cruz sobre la boca abierta, para evitar que se metiera el demonio, debido al dicho popular: “por puerta abierta, el Diablo se cuela”. También se pensaba que en una de esas exhalaciones se podía escapar el alma.” 
¿Conoces alguna otra? 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s